Pueblos de Beleriand: Los Hombres de Bëor - Valariandë

jueves, 1 de mayo de 2014

Pueblos de Beleriand: Los Hombres de Bëor




"-Hay una oscuridad detrás de nosotros -dijo Bëor-, y le hemos dado la espalda, y no deseamos volver allí ni siquiera con el pensamiento. Al occidente se han vuelto nuestros corazones, y creemos que allí encontraremos la luz".
-De la llegada de los hombres a occidente, El silmarillion.

Finrod entrega un anillo a Barahir como prueba de su lealtad.

Una vez calmada la batalla y con muchas patrullas de enemigos variados vagando de llanura en llanura, los habitantes de Beleriand contemplaron como sus territorios eran adueñados lentamente por la sombra.
La falsa paz que se había generado era frágil y tenía que ser custodiada y vigilada.

En el tiempo que siguió a la liberación del Asedio de Angband y la "Batalla de la Llama súbita", los Hombres de la Casa de Bëor perdieron la gran mayoría de sus tierras y sus gentes. Esto debido a que en el último tiempo este pueblo había estado colonizando las altas tierras de Dorthonion, lugar que fue primeramente atacado por las huestes de Morgoth.
Tras esto, Barahir hijo de Bregor, volvió allí como el Señor de la Casa de Bëor. Pero, debido a los avances del Señor Oscuro por las regiones nórdicas de Beleriand, gran parte de los Hombres de Bëor habían huído de sus hogares dirigiéndose tanto al sur como hacia oeste,a los valles de Hithlum. No obstante, algunos miembros del pueblo, con orgullo siguieron a este joven caudillo, quien decidió organizar una guerra de guerrillas y lograr una frontera ante los inminentes avances de las tropas orcas. Los primeros en responder fueron cazadores y guerreros solitarios, acostumbrados a la vida dura de las tierras salvajes o que habían perdido parte de su patrimonio o familia.

Los bosques y tierras de la región se obscurecieron lentamente y tanto las criaturas que vagaban sueltas por ahí, como los rumores de estos misteriosos y hábiles cazadores llenaron el lugar de mitos y leyendas; el "Bosque bajo la sombra de la noche" se llamó a las antiguas y gloriosas tierras de Dorthonion, y en el sur se decía de ella, que era una tierra de asesinos y fantasmas.

Taur-Nu-Fuin, El bosque bajo la sombra de la noche

Como todo esto se tornaba peligroso, Emeldir, la esposa de Barahir, debió separarse de su marido y con el título de Señora de la Casa de Bëor, lideró y dirigió la evacuación de las familias hacia las tierras del sur a través de caminos no excentos de peligros. Tras semanas de viaje y cruzando las montañas, lograron llegar a los Bosques de Brethil, en donde sus hermanos de la Segunda Casa les dieron auxilio.

La valentía de Barahir ha inspirado inclusive a los Elfos, y ahora de ellos se dice que son un pueblo con coraje y nobleza; esto es debido a que han jurado luchar contra la Sombra allá donde la encuentren, con el deseo siempre de frente en regresar a su antiguo hogar y volver a abrazar a sus seres más queridos.

Hoy en día los Hombres de la Casa de Bëor dominan los senderos de Dorthonion, Ladros e inclusive se animan a llegar hasta las planicies de Anfauglith, si su presa alcanza a escapar más allá. Han convertido en juramento y deber, el cuidar estas tierras y mantenerlas hasta la llegada de la venganza.

Emeldir se despide de su esposo

A través de esta entrada, se da comienzo a una nueva sección dedicada a los Pueblos de Beleriand y su historia particular. En estas, se dará información breve de trasfondo de las razas y culturas a las que puede pertenecer un héroe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario