En el principio estaba... - Valariandë

miércoles, 26 de marzo de 2014

En el principio estaba...

La primera vez que estuve frente a lo que es El Señor de los Anillos, fue cuando leí los libros en la Secundaria. Tras ello, me convertí en un acérrimo devorador de las palabras de Tolkien, así llegó el Hobbit, El Señor de los Anillos y al final el magnánimo Silmarillion.
No niego que tanto nombre semejante me recordó un estudio que hice sobre la Biblia. Tanto lugar que visitaban en las Tierras de Beleriand y tantos hechos me dejó con gusto a poco, aunque a muchos les parezca raro.
Nunca entendí que era allí que comenzaba un amor por la Primera Edad como no me lo imaginaba.

Pasó el tiempo y este afán, hobby como lo llamaba, crecía más y más. De mano de un primo, cayó en mis manos la copia del Juego de rol de la Tierra Media, el famoso MERP. Y aunque suene "pirata", no era más que una fotocopia de dicho libro. Esto último lo digo a modo de protesta; mi país, Chile, es escaso en cuanto a material rolero y es muy difícil encontrar libros y cosas respecto a este hermoso juego. Pero que va.

Así fue como en menos de una tarde me devoré completamente el manual, pero tuve que releerlo al menos dos veces para entenderlo. Era la primera vez que leía sobre juegos de rol. Así con mi grupo de amigos me dedique a explorar cada rincón de la Tierra creada por el Profesor Tolkien. Cada fin de semana era una historia nueva, con hechos nuevos y descubrimientos nuevos. A veces eran noches completas y parte de la mañana, pero no se olvidará los momentos aquellos.

Luego llegó la clásica separación y el hobby quedó atrás, y me convertí en un lector-escritor-coleccionista y hacer calzar la vida real con la fantasía es algo que consume.

Mazmorras, tesoros, guerras, tesoros, túneles y más guerras. El conocimiento de otros tipos de juegos en el que los valores y el destino se tomaban el mayor peso me hicieron cambiar la ideología, y mi gusto hacia las historias narradas en los Cuentos Inconclusos o Los Hijos de Hurín, me demostraron que en dicho tiempo, estos valores si que tenían peso.

Estas divagaciones me encendieron la chispa creadora, tenía ganas de mostrar las Tierras de la Primera Edad como yo las identificaba. Gracias a esto, puedo decir que preparo mi propia versión de un juego de rol ambientado en las tierras que tantas y crueles batallas soportó.

Logotipo

Valariandë: Cuentos de la Primera Edad, se trata de un juego de rol, en cuanto a ambientación y sistema de juego hecho para fans y sin ningún ánimo lucrativo. Con una mecánica sensilla y en lo posible novedosa, trataré de impregnar el ambiente legendario y obscuro que tiene jugar en esta época, mostrando desde las fortalezas a las debilidades de cada uno de los Pueblos Libres que enfrentan a la Sombra. Abarcaré mecánicas que sean tanto ambientales a la Primera Edad del Sol, así como jugables y entretenidas; mostraré imágenes que interpreten el tono que se le quiere dar a Valariandë, como la llamaban los Altos Elfos, así como espero recibir comentarios, ideas y aportaciones de todo tipo.


 Bienvenido a las tierras de Valariandë


No hay comentarios:

Publicar un comentario