Personaje del mes - Valariandë

domingo, 1 de julio de 2018

Personaje del mes

La Casa de Haleth es una de las tres casas de los hombres que habitan en Beleriand en la Primera edad. Los elfos le dieron ese nombre porque los conducía una mujer muy firme de convicción y temple indomable.
Su nombre era Haleth, y aunque se cree que se puede traducir como "jefa" o "guardiana", no tiene un significado específico.

A continuación la pequeña y poco detallada biografía de:


  • Raza: Edain
  • Cultura: Hombre del Bosque de Brethil
  • Linaje: Casa de Haldad
  • Títulos: Señora de la Casa de Haleth; Líder de los hombres del bosque
  • Nacimiento: 341 de la Primera edad del sol
  • Orígen: Thargelion
  • Residencia: Bosque de Brethil
  • Sexo: Femenino

"Pero Haleth era orgullosa y no quería que se le guiara o se la gobernara, y la mayor parte de los Haladin eran de temple semejante"
-De la llegada de los hombres a occidente. El Silmarillion.

Nacidas en las tierras de Beleriand oriental, Haleth era hija de Haldad, quien era el señor de la casa.
Quedó al frente de su pueblo, tras la muerte de su padre; y cuando se encontraban establecidos en Thargelion fueron atacados fuertemente por los orcos de Angband que bajaban por las montañas, quienes establecieron un asedio de siete días. Fue gracias a los noldor de Caranthir, que esta legión pudo ser derrotada, lo que otorgó aire y victoria a los haladin.

Tras esto, marchó con el resto de su pueblo hacia Estolad, en donde se establecieron por un corto tiempo, y desde aquí en adelante fueron conocidos como el "Pueblo de Haleth"; a pesar de que Caranthir, reconociendo la valentía de los hombres, les ofreció quedarse o marchar al norte, Haleth, de espíritu indomable, y cuyas ideas estaban muy bien preestablecidas, rechazó cortésmente diciendo:
-Estoy decidida, señor, a abandonar la sombra de las montañas e ir hacia el oeste, a donde han ido ya algunos de los nuestros.


Haleth y Caranthir, por Catherine Chmiel

Pronto deseó seguir buscando nuevas tierras en donde habitar, así que dejando parte de su pueblo en las tierras de Estolad, sobretodo a aquellos que se encontraban cómodos en el campamento, avanzó hacia el norte llegando hasta el valle de Nan Dungortheb con muchas penurias y perdidas; mientras varios de sus seguidores se quedaban en las tierras de Brithiach, ella avanzaba con quienes la seguirían al límite hasta instalarse en el bosque de Brethil. Siempre al frente, ya que se le consideraba una mujer valiente en la defensa, de gran fuerza y corazón.

Una vez establecidos, el pueblo de Haleth volvió a la vida de antes, a sus quehaceres. En tanto que la mismísima Haleth, perfeccionaba su arte en la guerra y la caza.
Sin embargo, los primeros problemas que tuvo Haleth como señora de Brethil, fue el desaire de Thingol al considerar que no era provechoso que los haladin se establecieran tan cerca de su reino, así que por intermediación de Finrod Felagund, señor de Nargothrond, los hombres del bosque pudieron establecerse de forma definitiva y libre con la sola condición de montar guardia en los cruces del Teiglin contra todos los enemigos de los elfos y que por la espada no permitiera entrar a los orcos al bosque.
A todo esto Haleth, envió un mensaje a Thingol, que demuestra toda la lealtad y fortaleza de un miembro de los edain:
-¿Dónde están Haldad, mi padre, y Haldar, mi hermano? Si el rey de Doriath teme una amistad entre Haleth y quienes han devorado a Haldad y Haldar, entonces los hombres no entendemos los pensamientos de los eldar.

Ordenó construir casas en lo profundo del bosque, así como diversos fuertes y torres de guardias, estableciendo las bases de este pueblo, y constantemente enviaba exploradores hacia la Planicie guardada como medida del cuidado de las fronteras. La gran mayoría de su pueblo la amaba porque fue por ella que pudieron establecerse en prometedoras tierras.

Haleth vivió allí el resto de sus días, muriendo por causas naturales en el año 420 de la Primera edad. Su pueblo levantó un montículo verde y se llamó "Túr Haretha", en las alturas del bosque, y también "Haudh-en-Arwen", que en sindarin es "El túmulo de la señora".

Debido a que Haleth no dejó ningún tipo de descendencia, ni tampoco matrimonio, el señorío del bosque de Brethil, y el mando del pueblo de Haleth, pasó a las manos de Haldan, hijo de Haldar y sobrino de la señora.


Bosque de Brethil


No hay comentarios:

Publicar un comentario